Aerolíneas: fusión de Vueling y Clickair

El anuncio de fusión de las aerolíneas Vueling y Clickair mantiene en estado de alerta a las agencias de viajes españolas por el perjuicio que podría representar para el sector y para los consumidores.

Para el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes (FEAAV), Rafael Gallego, lo lógico sería que el sector de las agencias de viajes no se viera afectado por esta situación, aunque advierte que la concentración puede provocar que se eliminen vuelos y, por tanto, termine la posibilidad para el cliente de acceder a viajes más baratos. De hecho es algo que ya sucedió en Canarias con la adquisición de GB Airways por parte de EasyJet, que acabó eliminando rutas y perjudicando al mercado.

En tanto, José Manuel Maciñeiras, presidente de Asociación Empresarial de Agencias de Viajes Españolas (AEDAVE), sostiene que siempre que hay una fusión entre dos entidades habrá líneas duplicadas lo que puede provocar pérdidas. Y que aquellos sitios donde no haya rentabilidad, pero tengan una necesidad de servicio público, pueden hacer que se compense con algún tipo de acuerdo con los agentes locales implicados, como comerciantes, autoridades locales y autonómicas, etc.

Reducción en los trayectos y  las frecuencias

La Unión Catalana de Agencias de Viajes Emisoras (UCAVE), se muestra preocupada por lo que a su juicio es un exceso de concentración de las aerolíneas que operan en España ya que podría suponer un perjuicio para el consumidor. Además desde la asociación no ven con buenos ojos la alta participación de Iberia, quien pasará a disponer de un 45% de la nueva empresa, ya que puede significar también una mayor tendencia a favorecer que los vuelos con mejores conexiones internacionales se hagan desde Madrid.

En este sentido desde la FEAAV creen que los que deberían estar preocupados son los políticos de las Comunidades Autonómas, porque pueden perder conectividad, aunque reconocen que hay un temor a que haya una reducción de trayectos y frecuencias y a que se pierda la calidad del servicio. Aún así el presidente de FEEAV piensa que se seguirá utilizando la red de agencias de viajes porque es la política de comercialización en la que han ido entrando todas las low cost, y advierte que la espada de Damocles cuelga sobre la cabeza de aquellos destinos que apostaron por las low cost, apoyándolas económicamente.

Desde AEDAVE, la presidencia admite que preferiría que prevaleciese el sistema Vueling y que se convirtiera en una compañía absolutamente independiente, pero considera que no va a ser fácil. Y es que Vueling inició como una low cost pura, pero ha ido derivando hacia una compañía que vio la necesidad de contar con el canal de las agencias de viajes para su distribución, y que de hecho ha entrado en Amadeus como una más, y desde ese momento ha habido un incremento importante de sus ventas.

Asimismo Maciñeiras indica que no se puede obligar a nadie a poner una línea para perder dinero. Si no es rentable se tendrá que ver qué servicios, infraestructuras, ayudas y acuerdos tendrán que llevar a cabo.

Add Comment