Munich, la ciudad de la cerveza

Munich es la tercera ciudad de mayor población en Alemania y es la capital del Estado Libre de Baviera. La ciudad es próxima a los Alpes, cuyas faldas se extienden hasta pocos kilómetros al sur de Munich, donde emprende el bello paisaje bávaro prealpino.

Munich se presenta como una ciudad cosmopolita y característica del viejo continente. Desde la elegancia de sus grandes bulevares hasta los bailes tradicionales, como el oompah. Esta ciudad posee una embriagadora mezcla de glamour y abandono, posee múltiples teatros, excelentes museos y numerosos jardines, sin olvidar sus incontables cervecerías.

La ciudad está colmada de palacios y parques públicos, arte y blasones, Oktoberfest y bandas oompah. Olympiapark, sede de los Juegos Olímpicos de 1972, en donde se puede patinar en la pista de hielo olímpica y nadar en la piscina olímpica. Tanto niños como padres deben pasar por el museo y el teatro de marionetas, en el que se interpretan óperas de Mozart.

Desde Munich existe la posibilidad de realizar múltiples excursiones. Las más destacadas son los Alpes bávaros, o la carretera Romántica, que enlaza pueblos típicos de la zona Baviera. Desde los pintorescos lagos al sur, pasando por las ciudades medievales al norte y al oeste, hasta los mundialmente famosos castillos reales Munich constituye un importante eje de transportes y se comunica regularmente con el resto de la ciudad, con Praga al Noreste y Roma, al Sur.

La Fiesta de la Cerveza es un símbolo internacional de la capital bávara. El lugar elegido de los muniqueses para saborear esta bebida, son los célebres jardines de cerveza. Estos 29 jardines tradicionales e innumerables merenderos a cielo abierto dan cabida a alrededor de 180 000 personas. En la mayoría de ellos solo se despacha la cerveza en jarras de litro. Amantes de este néctar, del mundo entero acuden durante todo el año a la cervecería Hofbräuhaus.

En Munich habitan ciudadanos de 187 países. Por esta razón, no es de extrañar que exista una gastronomía internacional tan variada. La cocina europea está representada prácticamente al completo, desde Moscú hasta Madrid.

La ciudad cuenta con mas de 42 000 camas destinadas al turismo en unos 350 hoteles y pensiones. La variedad de la oferta es inmensa desde albergues juveniles hasta grandes hoteles de 5 estrellas de renombre mundial. Se recomienda reservar a tiempo, en caso de querer asistir a la Fiesta de la Cerveza a mediados de septiembre hasta comienzos de octubre y cuando se celebran grandes ferias. El resto del año no presenta inconveniente para encontrar hospedaje.

Además, es una metrópoli especialmente próspera en la que están ubicados numerosos grupos empresariales internacionales como Allianz, BMW o Siemens. Y, a pesar de todo esto, ninguna visita a Munich estará completa sin beber una cerveza local en alguna de las cientos de cervecerías al aire libre.


One Response

  1. mery 12 años ago

Add Comment