Irlanda del Norte; cobijo de antiguos castillos

Irlanda del Norte es una mezcla de atracciones para el visitante con un rico patrimonio cultural, paisajes sorprendentes y maravillosa costa.

Irlanda es un país que ingresó en la Unión Europea en 1973. Desde entonces a pasado de ser una sociedad agraria a convertirse en el “Tigre Celta” debido a  sus progresos en el área tecnológica y económica. Este país históricamente se ha caracterizado por la afición por la música y la narrativa popular. Ha visto nacer a grandes escritores en lengua inglesa como Yeats, Joyce, Beckett, Wilde y Shaw; y es también la patria de grupos de rock y cantantes de fama internacional como U2, The Corrs y Sinead O’Connor.

Por su parte, la belleza de Irlanda del Norte se entremezcla con su trágica historia, su rica cultura, y la bien conocida amabilidad de sus pobladores. Este  país de  tierras bajas y pequeñas colinas está colmado de extensas zonas pantanosas, lagos, montañas escarpadas y una pronunciada línea costera. Esto lo transforma en un destino propicio para realizar deportes acuáticos, mountaine bike o escalada, golf de alto nivel o hípica.  Aunque también, y en un ambiente de extrema calma se puede practicar avistaje de aves en islas remotas, o pescar en sus lagos.

En el plano cultural exhibe los más apasionantes eventos culturales: ferias, festivales de danza, música, entre otras artes. Su gastronomía consiste en la elaboración de  platos sencillos a base de carne y verduras cocidas. Se puede poner a prueba las  habilidades culinarias del visitante en cursos de  alta cocina, o degustar los mejores platos en uno de los restaurantes que ostentan estrellas Michelín en Irlanda del Norte.

Por otra parte, la visita a sus antiguos castillos resulta un infaltable recorrido que debe efectuarse: el  Castillo Carrickfergus, Condado de Antrim que apareció por primera vez en los archivos oficiales ingleses en 1210, actualmente se mantiene casi intacto; el Castillo Coole, Condado de Fermanagh construido en 1798, es un ejemplo de estilo helenista del XVIII; la Isla Devenish, Condado de Fermanagh, famosa por su conservada torre circular del siglo XII y el Castillo Carrickfergus; el Castillo Dunluce, Condado de Antrim, hoy en ruinas  se yergue sobre una columna de roca de 30 m. de altura con una cueva marítima en su  parte inferior; el  Castillo Enniskillen, Condado de Fermanagh que fue hogar de los jefes del clan Maguire; la Casa y Jardines Mount Stewart, Condado de Down, mansión neoclásica con jardines que se catalogan entre los mejores de Europa; el Fuerte de Navan, Condado de Armagh,  gran terraplén en la cima de una colina,  legendariamente conocida como la capital ceremonial y espiritual del antiguo Ulster, asociada con historias del guerrero Cuchulainn y  El Parque de la Historia del Ulster, Condado de Tyrone,  se centra en el período desde el 8000AC hasta el siglo XVII.

Se podrían citar innumerables sitios que invitan a emocionantes sensaciones, desde lo bullicioso hasta la mansedumbre misma; desde lo popular hasta lo más elegante. Así, Irlanda aguarda en una espectacular visión, colorista y viviente del presente y el pasado.

Add Comment